Distribuidor autorizado

Logo Ansul

AGENTES EXTINTORES QUÍMICOS SECOS: HISTORIAS DE UN EXPERTO

Compártelo en redes sociales

Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en telegram
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Cuando se trata de agentes extintores químicos secos surgen las interrogantes: ¿Tamizado? ¿Secado? ¿Es una buena práctica? Conrado Marín, experto y consultor en protección contra incendios nos comparte su experiencia y cómo logro dar respuestas a estas interrogantes.
Historias de un experto 1

Como parte de su trayectoria y experiencia, nos comenta lo siguiente:

“Fue el año 1974, mes de mayo, cuando decidí dejar Codelco Chile – División El Teniente para iniciar mi aventura en protección contra incendio. De esto hace tan sólo cuarenta y seis (46) años. Afortunadamente hacer las cosas una vez y bien, es el camino a seguir.

Pero, vuelvo a 1974. Ese primer año tuve que viajar a Marinette, Wisconsin, al Centro de Tecnología del Fuego, para capacitarme en el tema y entrenar con extintores portátiles y rodantes, en combate de incendios. No era ni fue fácil pasar de manejar la Sección Costos del Departamento Contraloría de la División El Teniente a protección contra incendio. Difícil pero no imposible.

Durante el programa de capacitación tomé conocimiento, entre muchas pero muchas cosas, de que:

  1. Los agentes extintores químicos secos tenían color.
  2. Celeste el base bicarbonato de sodio
  3. Amarillo el base fosfato mono amonio
  4. Violeta el base bicarbonato de potasio

Sumado a lo anterior, una recomendación:

No mezcle los químicos secos celeste y/o violeta con amarillo. El bicarbonato de sodio y el bicarbonato de potasio se comportan como una base en una reacción química. El fosfato mono amonio se comporta como un ácido.

Al mezclar bicarbonato de sodio o potasio con fosfato mono amonio se produce una reacción de neutralización que genera presión, libera humedad, amoníaco, lo que no es bueno para el extintor. Tarde o temprano la mezcla se endurecerá y costará sacarla del extintor.

La mezcla de químicos era algo común en aquellos tiempos (1974). ¿Por qué se hacía? ¿Por ignorancia? ¿Por ganar más dinero “diluyendo” (cargando) el fosfato mono amonio con bicarbonato de sodio?

Para solucionar el problema, eliminando esta mala práctica, solicité al Instituto de Seguridad del Trabajo, en Viña del Mar, que prestara el servicio de análisis de agentes extintores químico seco.

Don Jorge Bonnet, a cargo del laboratorio, afortunadamente dio su visto bueno y se empezó a prestar este servicio. Con la ayuda del Instituto de Seguridad del Trabajo fue posible ir dejando de lado esta práctica.

La mezcla es algo poco frecuente hoy. Afortunadamente aquellos responsables de protección contra incendio empezaron a prestar atención por lo que colaboraron con desterrar esta práctica, peligrosa por lo demás.

  • Las sales nombradas son “higroscópicas”.

Esto es, la propiedad de algunos cuerpos inorgánicos y todos los orgánicos de absorber y de exhalar la humedad.

¿Estos agentes, en su envase original, o bien, en un extintor tienen la posibilidad de absorber la humedad del aire? ¡La respuesta es, sin lugar a dudas, no! Pero cuando comencé a dar mis primeros pasos, el año 1974, había otras dos malas prácticas en el mercado:

  • Tamizado del químico seco
  • Secado del químico seco

Para tamizar, pasar por un tamiz, cernir, pasar por un cedazo; en fin, cualquiera sea el nombre, hay que sacar el químico seco del casco de un extintor. La pregunta que hay que hacerse aquí es: ¿Cuándo hay más probabilidad de que el químico seco absorba la humedad del ambiente?

¿Cuándo está en el casco del extintor? ¿Cuándo se tamiza? La respuesta es obvia.

¿Se debe entonces tamizar el químico seco?

Por otro lado, cuando se tamiza el químico seco, se puede ver que de él se desprende algo que parece humo, vapor. Se trata de las partículas finas necesarias para hacer que el químico seco cumpla con su función, esto es, extinguir. Mientras más se tamiza un químico seco, más pierde las partículas finas, más torpe se pondrá en lo que a extinción se refiere.

¿Pero qué hay del secado? ¿Si el químico estuvo encerrado en el casco del extintor totalmente separado del medio ambiente, absorbió humedad? ¿En un extintor presurizado es posible que entre humedad? ¿Si el químico seco estuvo encerrado y no absorbió humedad alguna, porque se habrá de secar? ¿Para secar se aplicará calor? Por supuesto que sí.

¿Qué ocurre si se aplica calor al químico seco? El agente cambia químicamente.

¿Se debe tamizar y secar un agente extintor químico seco? No, de ninguna manera.

¿Qué puede ocurrir cuando un agente extintor es tamizado durante un tiempo prolongado? Corrosión interna es el resultado, a un grado tal que un extintor pasa a ser altamente peligroso.

Años atrás tuve la oportunidad de ver nueve (9) extintores Ansul modelo I-A- 20-G enviados a servicio, mantención. Cuando se verificó el año de fabricación se pudo comprobar que correspondía someterlos a prueba hidrostática.

La presión de operación de estos extintores es de 210 psi. Son probados hidrostáticamente, el cien por ciento de la producción, a 600 psi. Uno de cada cien (100) es sometido a prueba de ruptura la que está por sobre las 2.400 psi.

Cumpliendo con lo que había que hacer fueron probados hidrostáticamente. Los nueve (9) cascos fallaron la prueba hidrostática. Rompieron a sólo 170 psi. Sacándolos de servicio se evitó así una falla, al momento de presurizarlos, con consecuencias difíciles de anticipar.

Como normalmente lo explico, con la falla del casco de un extintor, puede ocurrir cualquier cosa, una falla sin consecuencias y/o la muerte del operador. Si somos personas encargadas de prevención de riesgos debemos hacer el mejor esfuerzo para eliminar la práctica del tamizado.

Revise las páginas amarillas. Busque “extintores”, “equipos para bomberos” y/o “equipos contra incendio” y encontrará varias compañías que ofrecen servicios relacionados con extintores. Visite los sitios de cada una en Internet y podrá comprobar que los servicios incluyen “tamizado de químico seco”.

Increíble. Pero, no pierda de vista que en los negocios siempre intervienen dos:

  • El que vende
  • El que compra

Si usted compra, deje de comprar este servicio, no es una sana práctica.

Para finalizar una anécdota que no olvidaré nunca: Me llamó un señor cuyo nombre no viene al caso mencionar, como tampoco su compañía. Tenía una pregunta. ¿Qué malla recomienda Ansul para tamizar el químico?, me preguntó.

Le respondí: Ansul no recomienda tamizar el químico seco. El me replicó: si se, pero parece que no me entendiste mi pregunta, la cual es ¿Cuál es la malla que Ansul recomienda para tamizar el químico seco?

Respondí: parece que no me entiendes tú a mí, Ansul no recomienda tamizar el químico seco. Tan pronto terminé de hablar el señor volvió a la carga preguntándome lo mismo nuevamente. Rápidamente respondí: usa una media.

Espero que esta información sea de utilidad para quien la lea. Recuerde, puede ayudar a evitar un accidente fatal”.

Esta experiencia vivida por Conrado Marín nos enseña puntos muy relevantes sobre los agentes extintores químicos secos, permitiéndonos analizar lo importante que es este tema para la seguridad y la protección contra incendios.

No dudes en tomar contacto con nuestro equipo si tienes alguna duda y/o requerimiento relacionado con nuestros servicios.

Mira nuestros últimos artículos

Cotiza con nosotros